Listo, ya estamos 🙂

Así que ahora solo te queda disfrutar y esperar.

Disfrutar hasta que te llegue el primer email.

Que igual ahí empiezas a pensar «menudo idiota».

O no.

Depende tu sensibilidad.

En cualquier caso ahí podrás ver mi estilo, leerme, y ya hacer lo que quieras.

Lo que sé seguro es que te va a llegar un email de bienvenida que está automatizado, y después ya te llegarán otros.

Cada día, en tu bandeja de entrada.

Abrazo,

Stevens.